Katástrofekalós

Pinches mamawebos

Hoy en día vivimos en un mundo roto. Esto es un hecho: Política, economía, sociedad... todos los pilares de la nación están rotos. Esto no es nuevo, siempre se ha arrastrado a lo largo de la historia, con diferentes fracturas y en diferentes localizaciones, pero SIEMPRE nos han acompañado. Visto lo visto, parece que o lo hacemos muy mal y no aprendemos, o hay ALGUIEN que nos ancla y guía a la miseria. Aquí quería llegar...

LOS PUTOS OTAKUS, esos sucios seres consumidores de divujiyos xinos... Ellos iniciaron esta mierda en el mundo contemporáneo. Con calma, que me caliento... Para empezar, un otaku (también referido como Otaco en la jerga memística irónica) es una raza inferior derivada del Homo Sapiens Sapiens. Son consumidores, como dije, de divujiyos xinos tales como Naruto, Death Note, Pokemón o Dishimón. Su origen data de 1934, año en el que también nació Bingu wa Mutharika, presidente de Malavé. Casualmente su nombre suena a PUTO ANIMÉ DE MIERDA (Nota: Anime para referirse a fotogramas de divujiyos xinos en movimiento, Animé si eres OTACO o lo citas de forma irónica). Como decía, surgieron allá por 1934, un 24 de febrero. Fueron los creadores del portal de la intranet: Desmotivaciones, y publicaban carteles tales como:

Resultado de imagen de desmotivaciones otaku


Resultado de imagen de desmotivaciones otaku


Resultado de imagen de desmotivaciones otaku


Y EL PEOR DE TODOS:

Resultado de imagen de odiame por ser otaku


Si alguien no ve aquí una clara apología a la pureza de raza, puede dejar de ser mi amigo. Estos enfermos y depravados no hicieron más que pervertir a las juventudes y llevarlas a un punto sin retorno. Crueles, salvajes, monstruos...

El mundo tardó en darse cuenta de la existencia (E INFLUENCIA) de estas criaturas. Recordemos que los pinches otacos sugerían un modelo de Estado autárquico, dictatorial, dogmático e intransigente. Pretendían crear campos de reeducación al más puro estilo de Korea del Norte aka "La Buena". El anime (o animé) pretendía ser casi una carta magna, un código de leyes o incluso los preceptos de algún tipo de religión radicalizada; porque sí, es necesario tener en cuenta el fuerte sentimiento religioso, purista y poderoso, hacia el animé. Religión la cual es inculcada desde la más tierna infancia. 

De los otakus surgieron los furros, los pambisitos, los neonazis, Ciudadanos, los políticamente incorrectos, Larra, BTS y Forocoches.

Ahora bien, años atrás, el mundo pudo lidiar con otras situaciones "problemáticas": el Saeculum Obscurum, Napoleón, Alemania, los nazis o C. Blanco. Demostramos de nuevo que, como raza, podemos con todo lo que atente contra nosotros. Se diferenciaron 2 grandes grupos de acción: Los memeros y "El Pueblo" (Como se le suele referir). Los memeros fueron quienes lideraron esta "Gran Batalla". Fueron artífices de los más crudos planes; en una sociedad platónica, serían filósofos gobernantes. Por otro lado, "El Pueblo" era un grupo mayoritario, dispuesto a seguir órdenes de los memeros en pos de un nuevo mundo más libre. Los memeros lo hacían con la intención de erradicar a la raza Otaca.

Muchas fueron las estrategias para acabar con los otakus: Crear nuevos espacios web, crear contenido competente de mierda e introducirlo en su industria... pero nada de eso parecía asestar el golpe de gracia a la bestia latino-nipona. Cuando nuestros héroes parecían vencidos en esta batalla, tomaron la avanzada. Los Aliados descubrieron la debilidad de los Otakus: El humor irónico.

Resultado de imagen de odiame por ser otaku

Esta fue la bandera aliada durante la Avanzadilla, la cual hace burla de la propia bandera otaca. Apliqué el humor irónico a lo largo de este pequeño texto; los otakus no soportan ser llamados Otacos, ni que se diga anime... no soportan ser humillados y pisoteados por la raza que ellos mismos odian. Cuando se les humilla, se les rebaja a lo que más odian, normies y pueblo llano. Para suerte de nuestros héroes, los otakus tienden a convertir humillaciones en virtudes, PERO no pudieron con el poder de la ironía. Los Memeros utilizaron las herramientas otacas para empoderarse y derrocar al poder maligno. Un ejemplo claro es el himno Otaku, escuchadlo bajo vuestra propia responsabilidad:

https://www.youtube.com/watch?v=jetjVTpkJw4

Vista la inminente derrota, los otakus decidieron segregarse y convertirse en pequeños grupos de acción como ya dije. Actualmente permanecen esas etnias y grupos, algunos se mantienen con intención de reconquistar la red, y otros han decidido separarse de la causa. Algunos colectivos han decidido aliarse y crear grupos de acción revolucionarios, y otros han decidido asumir la derrota y entregarse al poder memístico imperante.

Otro día más, Españita amanece siendo 100% anti otaku. 

¡LARGA VIDA A LA IRONÍA, PORQUE SIN ELLA ESTARÍAMOS UN POCO MÁS MUERTOS!

Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: